EDULCORANTES NATURALES: SUSTITUTOS DEL AZÚCAR BLANCO - Sweetit

EDULCORANTES NATURALES: SUSTITUTOS DEL AZÚCAR BLANCO

edulcorantes-naturales-sustitutos-del-azucar-blanco-carmen-montero-mayte-rodriguez-maribel-rios-toni-rodriguez-paolo-temesio-jorge-saludable-bakeoff

En este post vamos a conocer un poco más acerca de los algunos de los edulcorantes naturales, sustitutos del azúcar blanco.

La miel, la stevia natural, la fructosa, panela, jarabes o siropes son las opciones naturales elegidas para reemplazar al azúcar común o de mesa.

Los edulcorantes naturales son aquellos que dotan de sabor dulce a los alimentos y cuyo origen se encuentra en el reino vegetal fundamentalmente, si bien por ejemplo la miel es de origen animal.

A diferencia de los edulcorantes de síntesis, que tienen un menor contenido calórico, los edulcorantes naturales suelen tener ciertas sustancias positivas desde el punto de vista nutricional, tales como vitaminas, minerales y antioxidantes.

 

El azúcar blanco

Es el edulcorante más empleado para endulzar los alimentos.

Prácticamente, este azúcar blanco o refinado es sacarosa y de todos es conocido que, a pesar de su extendido uso, es responsable de problemas de salud como la obesidad, las caries o la diabetes.

En la búsqueda de alternativas al uso de este azúcar, encontramos endulzantes tanto de origen natural como de síntesis o artificiales. En el caso que nos ocupa, vamos a hablar de algunos de los endulzantes naturales preferidos en la alimentación y, en nuestro próximo post, ampliaremos la lista que os contamos a continuación.

 

Miel

Producida por las abejas a partir del néctar de las flores.

Es una de las sustancias más utilizadas para aportar dulzor a nuestras elaboraciones.

En su composición se encuentran vitaminas como la A, E, K, B1, B2, B6, niacina, vitamina C, así como flavonoides y carotenoides entre otros.

Es rica en fructosa y contiene enzimas que ayudan a su digestión.

A pesar de ser cicatrizante, de aliviar los síntomas del resfriado y de ser un conservante natural, hay que tener precaución con su ingesta ya que es altamente calórica.

Puede provocar un aumento de la presión arterial y facilitar la diabetes.

 

Stevia natural

Se trata de una planta cuyas hojas tienen un poder endulzante entre 30 y 40 veces superior al de la sacarosa.

Puede tener un regusto amargo y su principal característica es su alto poder edulcorante a pesar de su bajo contenido en azúcares.

Su efecto sobre la glucosa en sangre es insignificante por lo que es una buena opción en dietas bajas en carbohidratos.

Para emplearla de la manera más natural posible, deben infusionarse sus hojas para obtener dicho dulzor.

 

Fructosa

Se trata del azúcar que se encuentra en frutas, vegetales y miel.

Tiene las mismas calorías que el azúcar, pero mayor poder edulcorante por lo que es necesaria una cantidad menor para endulzar igual.

Hay que moderar su consumo del mismo modo que el azúcar ya que se la relaciona con problemas de salud como el incremento de la presión arterial, triglicéridos, colesterol o diabetes.

 

Azúcar de coco

Extraído de la savia de las flores de la palmera cocotera.

Se trata de un endulzante natural con bajo índice glucémico y un interesante contenido en zinc, magnesio, hierro y potasio, además de vitaminas y aminoácidos.

Si bien no se debe abusar de ella, es apta para diabéticos, aporta fósforo y calcio, actúa sobre el sistema nervioso y reduce la hipertensión.

 

Como os decíamos al principio, dentro de los edulcorantes naturales hay una buena variedad de alternativas al azúcar refinado y en esta ocasión os hemos contado un poco acerca de algunos de ellos.

En nuestro próximo post hablaremos de otros endulzantes quizás un poco menos conocidos, pero no por ello menos interesantes.

Nuestro profe Jorge te enseña en sus cursos todo acerca de sustituir el azúcar por las opciones más saludables, puedes ver sus cursos aquí

 

ÚNETE
Don`t copy text!